Cuidados a largo plazo

No existe un estándar único de cuidados a largo plazo que funcione para todas las personas. Obtenga información antes de crear su plan.

Los cuidados a largo plazo cubren una variedad de servicios que le ayudan con sus necesidades de cuidado de la salud y personal durante un periodo de tiempo extenso. Los cuidados a largo plazo pueden ser un complemento de los servicios que su familia le brinde o sustituir el cuidado que le da su familia.

Aunque estas actividades diarias pueden parecer insignificantes, son esenciales para mantener su independencia. Su capacidad, o incapacidad, de realizar estas actividades regulares de la vida diaria les permiten a los profesionales de los cuidados a largo plazo y a aquellos en la industria de seguros evaluar de manera práctica su necesidad de cuidados a largo plazo. Las actividades de la vida diaria, conocidas también por su sigla en inglés, ADL, incluyen actividades regulares como:

Identifique sus prioridades.

Ordene la ‘Guía de planificación para los cuidados a largo plazo' para ver consejos que responden a preguntas como estas antes de crear su plan.

Lo más probable es que sus necesidades cambien con el tiempo.

La mayoría de las personas necesitan más cuidados a medida que van envejeciendo. Tener un plan ayuda a garantizar que usted tenga los recursos para pagar los servicios que necesite. Mientras más temprano comience a planificar, más fácil será asegurarse de que tenga cobertura.